martes, 23 de abril de 2013

ABSOLUTAMENTE "HORREIBOLS" PORTADAS DE LIBROS

Porque hoy es el día del libro, ¿Qué mejor manera de celebrarlo que provocaros pesadillas esta noche, oh amantes de la lectura? Tus clásicos favoritos como nunca los habías visto. ¡Experimentación, originalidad y poca vergüenza todo en uno! Hoy no hablaremos de las portadas de historias clásicas como "Orgullo y Prejuicio" o "Drácula" con portadas rojas y negras y la repugnante leyenda "Los libros favoritos de Edward y Bella" en una pegatina. Hoy nos meteremos aun más en la categoría "daño visual", incluyendo algunos análisis y explicaciones peregrinas, para intentar justificar de alguna forma qué demonios se habían fumado, esnifado u inyectado los cantamañanas que cometieron semejantes atentados al buen gusto con algunos de nuestros clásicos favoritos. No solo en el avance que ilustra estas líneas a la izquierda, en el que vemos a las hermanas Dashwood de "Sentido y Sensibilidad" en un contexto de chismorreos a lo "Salvame", sino también otras cubiertas mayormente de raiz anglosajona que son la prueba perfecta de que, cuando hay prisa, pocas ganas o necesidad de epatar, pueden ocurrir grandes cosas. Grandes y mierdosas cosas, ¿Por qué no decirlo? Agarraos los machos, tomad aire y preparáos para experimentar el verdadero significado de la palabra DOLOR:

OTRA VUELTA DE TUERCA De Henry James:


O "Como ser literales y no morir en el intento". A mi me han encargado una portada para un libro que se llama "Otra Vuelta de Tuerca", así que no hay mejor opción que esta, que además queda bonita y artística donde las haya. Madre del amor hermoso. ¿Qué hubiera opinado ese hombre recto -en el sentido de que parecía vivir con un palo metido por el recto- del señor James si hubiera puesto sus cansados ojos sobre semejante cosa?

"NOCHE Y DÍA" DE VIRGINIA WOLF:


¿Para qué ahondar en lo de las victorianas con caras de amargada si podemos embellecer la portada con una modernísima señorita con colores a juego que podría haber salido de cualquier "best-seller" de Marian Keyes. Por cierto, ¿Queréis más "chick-lit" adornándo las obras de ilustres damas suicidas de primeros del siglo XX? Pues... ¡¡Contemplad la muerte del feminismo!!


 Y ya pasando a asuntos mucho más "hardcore":

"CRIMEN Y CASTIGO" De Fedor Dostoiewski


Con un poco más de tenebrismo y sombras -y quizá un poco más de entusiasmo por parte del protagonista, que parece que esta regando las plantas en vez de matando a alguien-, esta podría ser una portada perfecta para la versión "steampunk" de "El Corazón Delator" de Poe. Por desgracia, asociándola a la obra maestra de Dostoiewski, la cosa se queda en mamarrachada altamente risible. 

Y ahora vamos a por una trilogía de Ciencia Ficción... ¿?

1 - "EL MAGO DE OZ" De L. Frank Baum


Naves comerciales de la federación sobrevuelan las rojizas planícies de... ¿El Barsoom de John Carter?, ¿Las dunas de... esto... "Dune"? ¡No! Las tierras encantadas de "the wonderful wizard of Oz". Un momento, caballero. ¿Naves espaciales? A mi que me lo expliquen.

2- "CRANFORD" De Elizabeth Gaskell


Y de una de las naves espaciales ha emergido una humanoide verdosa con un inquietante parecido a Björk que escucha música con altavoces. Música probablemente psicodélica, dado el ambientazo "kitch" del entorno que rodea a la alienígena. Y esto para ilustrar una novela del XIX sobre intrigas familiares en una villa inglesa. ¿Y qué hace esta venusina, marciana o plutonera cuando se cansa de escuchar música?...

3- "LOLITA" De Vladimir Nabokow


¡Pues irse a un fiestorrio en la playa, esta claro! Con todas sus aureolas psicodélicas y su cuerpo cósmico, en busca de algún "carroza" al que seducir al arruyo de las olas. No sabemos bien si esto es la representación de la idealización que sentía Humbert Humbert al recordar a su Lolita, o lo que veía el encargado de la portada tras su cuarto porro.

Y ahora abandonamos la ilustración de género para irnos al más puro postmodernismo:
"LA PIMPINELA ESCARLATA" De Emma Orczy


Porque anda que no tiene sentido una maleta de ejecutivo con lápices, documentos comprometedores y la imagen de un gato pegada con el Paint para sorprender a los incautos lectores que se encuentran de repente con una historia ambientada en la revolución francesa. ¡Chapeau!

"RELATOS DE FANTASMAS" De Edith Wharton


¡Cómo no ibamos a incluir una portada de Alianza Editorial! Esa editorial obsesionada con hacer cubiertas a cada cual más infecta. Como ya puse esta portada, años ha, en un anterior blog y mi colega blogguer de "El Castillo del Cabo Brumoso" ya hizo un comentario acertadísimo sobre ella, copio y pego: "Parece como si lo único que entendiera la mujer sobre fantasmas estuviera relacionado con tender la colada; o que el terror más absoluto para la mujer que escribe, sea encontrar dos agujeros en la sabana". Poco más podemos añadir.

"LAS AVENTURAS DE HUCKELBERRY FIN" De Mark Twain


Una imagen que sugiere rollo erótico-pastoril de épocas más inocentes. ¿La Pícara Molinera porno? ¿Una de las conquistas del dios Pan? ¡No! Un relato ambientado en el sur de los Estados Unidos y en el que no aparece ni una sola ubre al descubierto. Que clase, leñe.

Y continuamos con dos clásicos de Stephen King:

"EL RESPLANDOR" 


¿Realmente esta imagen necesita algún tipo de comentario? ¿De verdad tengo que recalcar y/o repetir la frase que tenéis en mente ahora mismo y que, aunque en distintas variantes idiomáticas o de argot, podría resumirse unanimemente como WHAT THE FUUUUCCCKK???!!!

 "CARRIE"


Un travesti de los "new romantics" ochenteros encuadrando un campo de lechugas es lo suficientemente sugerente como para darle a esta portada de "Carrie" el calificativo de basura edificante para el espíritu.

Y para terminar una pregunta...

"FRANKENSTEIN" De Mary Shelley


¿Y si El príncipe Valiente -o quiza El Capitan Trueno- hubiera protagonizado este clásico del horror?


miércoles, 10 de abril de 2013

MISCELÁNEA MÓRBIDA: Series Literarias al Día.

Y como no hay nada nuevo bajo el sol:


-Mañana se estrena en AXN "Hannibal", la precuela (en forma de serie) de la saga que Thomas Harris dedicó a su personaje más famoso: el doctor Lecter. La nueva serie -que tuvo una tibia acogida en su primera emisión en la NBC-, será un derroche de cocina "glamourosa", arte sádico e investigaciones "psichokilleras" como todo fan del famoso caníbal se merece.  Las promos me resultan una extraña mezcla de colorines psicodélicos, tenebrismo y algún toque cuasi-sobrenatural que no sé muy bien a qué viene. Habrá que ver...

-El proyecto tiene ya unos meses, pero parece que la amenaza de Sam Mendes (que acaba de rechazar dirigir la próxima de James Bond) de producir una serie que reune a monstruosas celebridades victorianas pronto será una realidad. Con el canónico título de "Penny Dreadful", a mediados de año se empezará a rodar esta fantasía descrita como una "new high-concept psycosexual horror series" (Ahi lo llevas). Parece ser que los famosos iconos del horror del 19 aparecerán luchando contra su propia condición o llevando a cabo sus maldades hasta que deciden unirse en una especie de grupo. En el "dream team" aparecen Dracula, Van Helsing, Dorian Gray, Frankenstein y casi seguro Jack El Destripador. ¿A vosotros todo esto no os suenal de algo? Pues sí, es una especie de mezcolanza de los clásicos "monster mash" de la Universal y la "League Of Extraordinary Gentleman"

Ya solo nos queda comprobar al final a qué acabará pareciéndose más la serie. Si a esto:


O a esto:


-Hablando de pastiches, refritos y versiones supuestamente nuevas de exactamente lo mismo, los espectadores ya llevamos un tiempo asistiendo a "Elementary". Una serie que no solo es la enésima versión televisiva de las aventuras de Sherlock Holmes sino que, además, usa la mismísima premisa de "Sherlock", la exitosa modernización de la BBC del mito. Solo que en "Elementary" Holmes tiene tatuajes, vive en America y se hace acompañar por un Watson femenino. Por lo demás, en la nueva temporada también debuta Irene Adler -que ya apareció en "Sherlock"-, y estará interpretada por Natalie Dormer, la mujer de la sonrisa torcida:


Esta muchacha hizo de Ana Bolena en "Los Tudor" -una patochada pseudo-histórica muy petarda- y actualmente es famosa por aparecer en "Juego de Tronos", esa saga que en otras circunstancias sería despachada por la opinión pública como "...para frikis", pero que debido a que está de moda, más bien el "friki" es el que no la ve. Un poco como lo de los Zombies y "50 Sombras de Grey", pero esta vez con calidad. El caso es que Irene Adler es americana y en la versión inglesa de la BBC escogieron a una británica -Lara Pulver- para hacer el papel. Ahora que estamos hablando de un Sherlock que vive en America.... resulta que escojen a otra británica como Irene Adler. Ni teniéndolo a huevo, vaya.